Sería necesario pedirte la piel, 1996
Floca acrílica, 110 x 80 x 60 cm.